El primer kit de maquillaje para adolescentes

El interés por el maquillaje en una niña tiene una evolución muy dispar. No se puede generalizar, eso está claro. Hay niñas, como mi hija, que desde bien pequeñas en cuanto cae en sus manos una barra de labios se decoran toda la cara. Hay otras, sin embargo, que no muestran interés alguno. Ocurre lo mismo con nosotras. Hay mujeres que no salen sin el ojo pintado y otras a las que se le hace perezoso hasta pintarse el labio en una boda.

Lo que está claro es que, si tu hija es de las que muestra interés, va a llegar ese momento en el que tengáis que preparar un kit básico para que comience a maquillarse. A la hora de comprarlo, es bueno que tengáis en cuenta algunas consideraciones:

. Los kits ya preparados que ofrecen algunas marcas incluyen varios productos innecesarios que luego se dejan arrinconados en el cajón. Aconsejamos componer vosotras su propio kit.

. Las bases de maquillaje no son un producto muy interesante para las jovencitas puesto que su piel carece prácticamente de imperfecciones. Un buen corrector para granitos y ojeras y polvos compactos son la mejor combinación para el cutis.

. Lo suyo es buscar la belleza natural. Para ello, sería bueno evitar sombras muy marcadas o máscaras de pestañas muy oscuras. Para las pestañas, es muy recomendable una máscara transparente que les de forma sin oscurecer.

. El brillo siempre es recomendable en esas pieles tan limpias. Brillo en los labios, en sombras de ojos que tengan tonalidades pastel, en colorete que marquen un poco los pómulos.

. Tienen que aprender a maquillarse por ellas mismas y unas buenas herramientas les van a ayudar mucho. Por eso, es una buena idea hacerse con brochas adecuadas tanto para aplicar los polvos compactos como para el colorete o la sombra de ojos.

. No hace falta gastarse un pastón. Hay marcas plenamente recomendables como Catrice, que aúnan calidad con un buen catálogo y precios más que razonables.

. Y lo más importante, inculcarles desde ahora la importancia de una buena limpieza e hidratación tanto por la mañana como por la noche. Eso sí, con productos adecuados para su edad.