Elegir el colegio de tus hijos

Elegir colegios

 

Hemos estado tiempo decidiendo si hacíamos o no este post. Es una decisión personal para la que cada familia se mueve según sus propios principios. Finalmente, hemos decidido contar nuestra experiencia. Nosotras somos madres veteranas y, aunque ha pasado ya tiempo, recordamos bien cuando tuvimos que elegir el/los colegios a los que solicitar plaza para nuestro primer hijo. Teníamos algunas ideas claras, algo que nos movía por encima de otras cosas, prioridades sin las que el cole no nos interesaba. Pero también es verdad que hay otras que tenemos ahora después de muchos años de madres de “escolares” y que, en un primer momento, no habíamos contemplado.

Myriam tiene claro que buscaba un centro que ofreciese formación religiosa. Ese era su principal “must”. Ella cuenta que, lógicamente, también buscaba un buen nivel de inglés, por ejemplo, pero eso lo hubiese buscado por fuera si el cole adecuado en el primer punto no hubiese llegado al nivel de otro en el segundo punto.

Para Teresa la proximidad a su casa, a su zona, su barrio, era realmente importante. En ella encontró el colegio que, a su vez, tenía otros aspectos a los que ella también da importancia.

Para mi, la proximidad también era importante. No le daba tanto valor al inglés porque estaba convencida de que mi hijo haría algún año en el extranjero (como así ha sido y ya os he contado), pero valoré la relevancia que en el colegio tenía el deporte y que tuviese el aspecto religioso suave que nos conformase tanto a mi como al padre de mi hijo.

Pero hay muchos más puntos a considerar cuando eliges el cole de tu primer hijo o hija. El ideario del colegio es fundamental; las opiniones de los padres de alumnos (si tienes la ocasión de charlar con algunos); las extraescolares que pueden ofrecer y que, en el caso de tener poco tiempo y mucho trabajo, te van a facilitar la vida; puedes interesarte por el nivel de “tecnologización” del trabajo del alumno porque ahora hay muchos colegios en los que se sustituyen libros por tablets; puedes acercarte una tarde y echar un vistazo a los chicos y chicas de cursos superiores, ver cómo se comportan, cómo charlan…; mira con cariño ese cole al que sus antiguos alumnos envían en masa a sus hijos; asiste a las jornadas de puertas abiertas que te ofrecen porque suelen darte una visión estupenda del funcionamiento del cole…

Pero, sobre todo, ten en cuenta que NO EXISTE EL COLEGIO PERFECTO. Cada colegio es perfecto para un niño y puede que, incluso, para una etapa del niño. Nosotras conocemos familias que han cambiado de cole a uno de sus hijos, dejando al resto en el cole inicial, porque no encajaba. ¡Y no pasa nada!

Seguro que ya tienes varios candidatos entre los colegios que conoces pero, por si no fuese así, te recomendamos Coles y Guardes, una web estupenda que se ha “currado” una base de datos importante de colegios y guarderías de Madrid con detalle sobre horarios, idiomas, detalles por curso, proyecto educativo…

¡Ánimo! Una decisión importante pero no irreversible.

Eva de yosilose.com