Guía práctica de primeros auxilios para padres

Guía Primeros Auxilios

¿Verdad que cuando llegaste a casa con tu primer bebé, echabas de menos el libro de instrucciones? Yo recuerdo un nudo en el estómago cada vez que lloraba (y es que el mío fue llorón de verdad). Recuerdo iluminarle la cara con la linterna del móvil por la noche y ponerle un dedo debajo de la nariz para ver si respiraba. Y esa histeria sin que pasara nada… La cosa se complicaba cuando veías que tenía unas décimas, cuando tosía o cuando era más mayorcito y se pegaba un golpe. Nunca he sido muy de ir a urgencias porque he tenido la suerte de contar con un pediatra que me contestaba telefónicamente cada vez que le hacía una consulta, pero es cierto que me hubiese gustado saber mucho más para reaccionar adecuadamente en algunas ocasiones en las que dí más vueltas que una peonza hasta dar con la solución que necesitaba mi peque.

Hace unos días, se presentó públicamente una Guía de Primeros Auxilios para Padres elaborada por el Hospital del Niño Jesús y que me parece la pera. Es gratuita, accesible desde la web del hospital (la puedes llevar siempre a mano si tienes el móvil;), es sencilla, bien explicada, tiene vídeos explicativos en determinadas ocasiones… Insisto, la pera. Útil al 100%.

Y es que los accidentes con niños tendrían muchas menos repercusiones si supiésemos lo que tenemos que hacer. Porque, tal como explican, es tan malo actuar por defecto como por exceso. Es tan malo quedarse paralizado como reaccionar de forma loca. Y muchas veces, nosotros mismos, en casa, podemos solucionar situaciones que, de otra forma, nos llevan a salir en pijama a la unidad de Urgencias del hospital más cercano.

Pero no sólo hablan de situaciones extremas. Hay también muchas situaciones cotidianas que no hemos tenido antes y que nos crean ansiedad. Fiebre, un sarpullido, la picadura de una avispa, un sangrado de nariz, una diarrea… Saber hasta qué punto es normal o a partir de cuándo preocuparse resulta crucial. Y esa es la parte que más práctica nos parece porque es posible que tu peque no sea mordido nunca por un perro, pero una diarrea tendrá alguna vez en su infancia.

Muchas gracias, Hospital del Niño Jesús. También por esta guía….

Aquí tienes el link de la página en la que puedes descargar la guía.