10 cosas que hacer…

si te quedas en Madrid en Semana Santa

Este artículo va dedicado especialmente a los que están de vacaciones en Madrid. ¿Te has cogido días para disfrutar de tu propia ciudad? ¡¡Enhorabuena!! Cualquier actividad que puedas hacer un martes laborable tiene un aire VIP que engancha. Por eso hemos pensado actividades que llevas queriendo hacer a lo largo de este año pero que nunca te ha dado tiempo en fin de semana. Disfruta de la misma diversión con la mitad de gente y, en muchas ocasiones, a un precio más bajo. Y es que estar jubilado y con posibles tiene que ser un sueño…

Museo Sorolla

Asistir a la visita guiada de Sorolla y la Moda de Arte X Madrid

Ya te hemos hablado de estas expertas en historia y en arte que cuentan todo lo que saben de forma muy amena. En su programa para estos días, tienen una visita guiada a la exposición de la que todos hablan, Sorolla y la Moda. Nuestra recomendación es que te unas a una de ellas porque contado por Arte X Madrid, las piezas cobran más sentido.

Poder disfrutar de Bob Dylan en el Auditorio y luego ir a comentarlo cenando sin tener ojeras al día siguiente.

El mítico cantante ofrece tres conciertos en el Auditorio Nacional que prometen ser maravillosos. Serán en la sala Sinfónica e interpretará piezas del cancionero tradicional estadounidense y canciones famosas de los años 30 y 40. A las 21h. Y si luego quieres ir de tapeo por la zona a comentar el concierto, te recomendamos Evboca. A dos pasos del auditorio y con pinchos impresionantes.

 

Mercado de San Miguel

Disfrutar del Mercado de San Miguel sin las aglomeraciones de los fines de semana.

Y es que el bonito mercado, pionero en el panorama de mercados gastro que ahora están tan de moda, suele estar a reventar de turistas y conseguir un rinconcito en el que disfrutar de sus viandas es una labor imposible. Por eso un día entre semana, a una hora temprana, puede resultar el momento perfecto. Y después, un buen paseito por el centro de Madrid. La Plaza Mayor, la Plaza de la Villa, la de Oriente y sus calles aledañas son tan bonitas…

 

Recorrer entero Madrid Río con tranquilidad.

Un plan de día entero. Un plan para hacer con niños o en pareja. Podéis hacerlo en bici, en vehículo divertido o andando. Podéis disfrutar de un buen picoteo en la Cantina del Matadero, en Casa Mingo si empezáis por el otro lado, o podéis hacer parada intermedia y tomar un helado en la Gelateria D’Angelo. Lo importante es poder recorrerlo con calma sabiendo que son 7 kilómetros de recorrido.

 

La Central de Callao

Sentarte a disfrutar de un buen libro en la cafetería de La Central de Callao y ¡caber!

Nos encanta el edificio y el aire a libro que desprende. La Central de Callao tiene mucha vida y mucho que ofrecer. La visita calmada es un “must”. Echar un vistazo a las diferentes secciones, encontrar el libro perfecto, la novela, o el comic, comprarlo y comenzar a ojearlo en la cafetería “El Bistró” que se encuentra allí mismo y que suele estar repleta de gente. Un buen café, un muffin y un libro… Que buen plan!

 

Asistir a una sesión desternillante en el Teatro Alfil así un martes, a lo loco.

Y es que el Teatro Alfil en un estupendo plan para cualquier día pero los martes tienen ahora en cartel la obra The Primitals, una divertida comedia a capela con unos aborígenes muy locos. Recuerda ir con tiempo para coger una mesa en primera fila y poder disfrutar de la obra con unas cervecitas y unos frutos secos. Un gran plan para morirse de risa. Y si después queréis picar algo, Lamucca de la calle Pez está a un minuto del teatro.

 

Vintalogy

Visitar la famosa Vintalogy que comentan que es la pera pero al estar en el centro no hay quien vaya.

Puedes coger el transporte público para llegar hasta allí. En el corazón de Madrid, al lado de la Plaza de Santa Cruz y de la Plaza Mayor, está esta tienda que nos transporta en el tiempo. Recordad viejos tiempos paseando por sus percheros rellenos de bombers de seda, chaquetas de punto bordadas, chaquetas militares o cortavientos de colores. Y ya que estáis allí, acercaos al bonito Mercado de Antón Martín en el que conviven puestos tradicionales de frutas, verduras, pescados o carnes, con puestos de cocina callejera japonesa, mexicana, italiana, croquetas, cocina casera… Es verdaderamente entretenido.

 

Disfrutar de una tapa de bacalao en Casa Labra sin tener que estar fuera de pie.

El bacalao es uno de los alimentos más típicos de Semana Santa y Casa Labra es un veterano especialista en este pescado. Sus tajadas de bacalao o las croquetas son famosos y nuestra propuesta es tomarlos de aperitivo con un buen vino. Este establecimiento suele estar abarrotado y si puedes acercarte un día entre semana, “acódate” en la barra y disfruta de la historia y de las buenas recetas.

 

Restaurante Habanera

Cenar en uno de esos restaurantes de moda que tienen ocupados los viernes y sábados por la noche con tres meses de antelación.

Qué momento ese para cenar en Marieta, Pointer, BiBo Madrid, Fismuler o Habanera… Y es que hay determinados restaurantes para los que conseguir una reserva un viernes por la noche requiere prever el plan con tres meses de antelación. Fuera de los tumultos, el disfrute es el mismo así que ¡improvisa! Y conoce los lugares más trendy de la ciudad.

 

Disfrutar de un buen vermú en un aperitivo con calma. Os animamos a disfrutarlo en El Economato.

El local es encantador. Está en la calle Belén que resulta perfecta para un paseo previo por el barrio, para ir de tiendas (es increíble la concentración de tiendas bonitas que tiene ese barrio), para visitar el Museo del Romanticismo o para ver cualquier expo del Colegio de Arquitectos. Hagas lo que hagas, tómate tu tiempo luego para disfrutar de un aperitivo con calma. El Economato trae de nuevo las buenas costumbres con una extensa carta de vermú y buenas conservas y chacinas de aperitivo. Una taberna para recuperar buenas costumbres.