ChinchónChinchón

Chinchón

Una plaza con historia

Qué puedes encontrar…

Una bonita ciudad, a tan sólo 45 km, entre el Tajo y el Jarama. En el año 1082 fue reconquistada a los musulmanes, en 1480 empezó su hegemonía, gracias a Isabel La Católica, en ella vivieron ilustres como Francisco de Goya o el torero Frascuelo, en el siglo XIX, alcanzó todo su esplendor y en 1906 el título de ciudad.

Lo que sin duda debemos visitar en Chinchón es su bonita Plaza Mayor,el Monasterio de los Agustinos (hoy Parador Nacional), la Torre del Reloj, el Teatro Lope de Vega de 1891, el Castillo de los Condes del s XV y el Convento de las Clarisas.

De entre todos los restaurantes que podemos encontrar en la Plaza Mayor, os recomendamos el Mesón de la Virreina. Es una casa balconada de la Plaza Mayor, donde podemos empezar con unos duelos y quebrantos y migas de pastor para empezar, seguir con unas sopas de ajo, y pasar por sus asados, de cochinillo o cabrito, para terminar con leche frita o cuajada con miel.

Después merece la pena un paseo hasta el Castillo para ver las preciosas vistas de la zona.

También os podéis acercar a merendar hasta el Parador y probar los deliciosos dulces de Chinchón, pasear hasta la ermita del Rosario, el puente de las Cadenas, el Teatro Lope de Vega…

Para los que prefieren paseos de Naturaleza, os recomendamos una visita a la Laguna de San Juan, un precioso espacio protegido del río Tajuña. Otra posibilidad es dar un paseo por los tres caminos que salen de Chinchón, fáciles de seguir, como el de Valdezarza, el de la Vía del tren, el de Valdequejigoso y Fuente Pata.

Lo mejor…

Su monumentalidad, su buena comida y la variedad de los planes que ofrece para todos los gustos y edades.

Siempre hay alguna pega…

Suele estár muy lleno por lo que conviene reservar en el restaurante que elijas.

Apunte Yosílosé…

Para terminar, en la Plaza Mayor podéis comprar dulces en la Panadería Martínez Vidal que no cierra a mediodía los fines de semana, o bien en la Dulcería a la entrada de la Plaza. Las tetas de novicia, las pelotas de fraile, las hojuelas, las pastas de almendra, pastas de anís, mantecados… También podemos ir al Convento de las Monjas Clarisas y comprar alguno de sus artesanos dulces de anís.

Y, mientras compramos los dulces, los más pequeñitos podrán dar un paseo en burro alrededor de la plaza.

Dónde encontrarlo

Pza Mayor, 6 - Oficina de Turismo | 28370 Madrid
T. 91 893 53 23