La ContraseñaLa Contraseña

La Contraseña

Buena cocina y rincones secretos en Ponzano

Qué puedes encontrar…

Un restaurante muy especial en la famosísima calle Ponzano, epicentro de la restauración madrileña. Desde la entrada, La Contraseña parece otro de los muchos bares de tapeo y cervecita que proliferan en esta calle genial, eso sí, un bar bien puesto con un suelo hidráulico precioso y decoración viajera. Pero a la izquierda se abre un pasillo y, si has hecho una reserva (cosa que te recomendamos encarecidamente) comprendes que por allí tiene que haber mucho más ya que es imposible encontrar una mesa grande en la primera parte. Y efectivamente, se abre una sala con mesas altas y suelos de madera rollito colonial. A continuación, otra sala con techo acristalado y preciosa luz natural en la que se extienden mesas para dos, para grupos, para cuatro… todas diferentes y todas especiales. Al fondo, se oscurece el ambiente y se vuelve más neoyorkino, con más madera y cristal. En el piso de arriba, un gin club para poner el broche final de la velada y en la planta de abajo, además de un precioso cuarto de baño (por qué nunca se habla de este espacio tan maravilloso y bien puesto en muchos de los restaurantes de Madrid?), la gran sorpresa que pone nombre al local. Detrás de una puerta acorazada traída de un banco está un reservado súper secreto al que se acude si te sabes la contraseña. Se reserva para ocho personas y resulta uno de los reservados más íntimos y especiales de Madrid.

Ahora pasamos a la cocina, que es lo más importante. La carta es diferente, por lo que he leído, cada poco tiempo por lo que baste decir que resulta una interpretación original y deliciosa de la cocina mediterránea. Nosotros probamos los huevos 63º con migas extremeñas, unas croquetas de setas y trufa, la burratina caprese, un tataki de atún con helado de wasabi, un tiradito de corvina con cítricos y trufa blanca y la carrillera ibérica con gnoquis glaseados y pistachos. Estaba todo de muerte!

Lo mejor…

El ambiente es genial pero la comida es aún mejor.

Siempre hay una pega…

Como pasa con los restaurantes de la zona, requiere reserva previa.

Apunte Yosílosé…

Nosotros no estuvimos en ese reservado. No éramos ocho y no conocíamos su existencia, pero me lo apunto para alguna quedaba especial con los amigos. Es una aventura apetecible y perfectamente asumible.

Dónde encontrarlo

Pozano 6 | 28010 Madrid
T. 91 172 63 78