Lolina Vintage Café

Un saloncito sesentero encantador

Lolina Café

Qué puedes encontrar…

Un café retro, con un horario maratoniano y muchísimo rollo. Se trata de un pequeño local decorado con muebles de nuestros años mozos y anteriores. Con un papel pintado de psicodelia muy propio de los 60, sillas y mesas conseguidas en anticuarios, por internet y en la misma calle y unas camareras adorables que buscan por hacerte un hueco en pleno mogollón. Su carta tiene desayunos, brunchs, tostas y perritos calientes a la hora de comer, tartas caseras de escándalo y buenos cócteles, mojitos, vermuts y cañitas para el aperitivo y el after work. En la tarde noche, la planta de abajo se transforma en un guateque de época con Dj’s, espejos, sofás a tope….

Lolina Café

Lo mejor…

El ambiente acogedor que se respira. He leído por ahí que es como estar en la salita de la abuela y los suscribo.

Siempre hay una pega…

En fin de semana está abarrotado.

Apunte Yosílosé…

Te lo recomendamos encarecidamente como parada en una visita al barrio de Malasaña. Nos gusta la idea de disfrutar de un tranquilo desayuno o, incluso, un buen brunch y luego dar un paseo por ese barrio tan animado. También resulta un lugar perfecto para una merienda con niños porque las tartas les van a apasionar. Además, podréis contarles que vosotros también teníais esa tele del culo enorme… Ah! Y tened en cuenta el sitio para celebrar una fiesta privada, un “guateque” dicen ellos. Resulta una idea perfecta para un cumpleaños!

Dónde encontrarlo

Espíritu Santo 9 | 28004 Madrid
T. 91 523 58 59