Mía Bakery

Preciosas tartas con y sin azúcar

Qué puedes encontrar…

Una pastelería de inspiración francesa en la que encontramos tartas artesanas, elaboradas diariamente con ingredientes ecológicos y de kilómetro cero, productos de temporada que no tienen que viajar durante largas distancias y, de esta forma, conservan todas sus buenas propiedades. Con ellos elaboran recetas apasionantes de tartas espectaculares que puedes pedir con o sin azúcar. ¡Qué maravilla! Sus tartas sin azúcar son aptas para diabéticos.

Tartas de chocolate, de moras y limón, de queso al horno, de queso de cabra e higos, de zanahoria, key lime pie… Con una presentación de 10 y un sabor impecable, debes encargarlas con antelación (24 horas estaría perfecto) porque todas se hacen bajo petición.

Pero no sólo tienen tartas. También podemos encargarles unas cajas preciosas de bocaditos que son perfectos para llevar a una cena o para organizar una merienda. Bocaditos de limón, de oreo, red velvet, de vainilla… En cajas de 16 con pequeñas minitartitas con una maravillosa cobertura encima.

Además, cuentan con una bonita caja de desayuno para regalar con brioche y un ramo de flores u otra con macarons y champán. ¡Bonitos regalos!

Tienen su obrador en el barrio de Chamartín pero cuentan con un buen servicio a domicilio. Puedes llamar, encargar, recibirás un link para el pago y recibirlo al día siguiente en casa. Todo comodidades!

Lo mejor…

Lo delicioso que cocinan. Sus tartas son preciosas y deliciosas. No hay un pero. Eso sí, ármate de paciencia a la hora de echar un vistazo a la web porque no vas a saber por cuál decantarte. Son todas tan bonitas…

Siempre hay una pega…

Como hemos dicho, las tartas y los bocaditos son por encargo. Debes preverlo. En la tienda tienen panes y algo de bollería que vale la pena también pero no las tartas.

Apunte Yosílosé…

Es obligatorio recomendar Mía Bakery después de la cara que pusieron los amigos a los que les llevamos los bocaditos de oreo. ¡No quedó ni uno!

La idea surge desde una vivencia personal. Y es que las celebraciones se hacen alrededor de una tarta y hay personas que no pueden vivir esa experiencia debido a sus intolerancias o diabetes. Así le ocurría al padre de Ariadna Terrón, la artífice de Mía Bakery. Desde pequeña tuvo que ver cómo su padre siempre se tenía que quedar al margen cuando tocaba repartir la tarta, justo en el instante más dulce de todos, por culpa de la diabetes.

Fue su voluntad de conseguir que él y otras personas en su misma situación pudiesen disfrutar y participar de estos momentos exactamente igual que lo hacían el resto, de principio a fin, lo que la llevó a dar rienda suelta a su afición por la pastelería. Primero, desde su propia casa, perfeccionando poco a poco su técnica, sin prácticamente ser consciente de que al mismo tiempo estaba desarrollando una vocación a la que Ariadna acabaría dedicándose de forma profesional.

Lo ha conseguido. Garantizado.

¿Quieres saber de más buenas pastelerías de Madrid?

Dónde encontrarlo

Víctor de la Serna 6 | 28016 Madrid
T. 608 113 432