Plan sobre hielo

Plan para el fin de semana

¿Te gusta patinar sobre hielo? A nosotras, sí. Lo hacíamos de jovencitas (bueno, de más jovencitas;) y de vez en cuando hemos ido con los niños. Es un plan muy invernal, casi navideño, que se convierte en un “must” en las fechas de Navidad con las pistas de patinaje que monta el Ayuntamiento de Madrid. Pero estas pistas preciosas, están siempre muy llenas y nos obliga a esperar mucho para disfrutar. Por eso, nosotras elegimos una pista atemporal, que siempre está ahí para practicar esta afición. Y luego, la unimos a una buena cocina non stop para que nos aparezca un requeteplan, que puede ser de mañana o de tarde pero que siempre va a ser divertido. Aquí van las coordenadas…

Palacio de Hielo

Patinamos en el Palacio de Hielo…

Es la más famosa de Madrid. Sus dimensiones son colosales: 1.800 metros cuadrados de superficie helada y 16 metros de altura en pleno Barrio de Hortaleza. Alquilan patines pero recomiendan llevar de casa guantes y casco (si lo tuvieseis). Los fines de semana y festivos tienen sesión matinal y de tarde. La de mañana es más barata y transcurre entre las 12:30h y las 15h. La de tarde es de 17:30h a 22:30h. Con esos horarios tan amplios, vamos a poder hacer mil combinaciones para montar el plan completo. Sigue leyendo y elige la que más os encaje.

 

Sita Lounge

Disfrutamos de la sana cocina de Sita Lounge & Coffee

Un precioso local, bien colorido y con un horario continuo que nos complementa perfectamente el plan. Se trata de un restaurante con distintos ambientes, un reservado con una mesa amplia al fondo del local y al lado de la cocina, varios sofás con mesas bajas, mesas para pocos comensales… La carta apetecible y saludable, está diseñada por una nutricionista y tiene, para comer, propuestas como hummus con toque de pimentón y pan de pita con aceite de oliva, pollo teriyaki con pollo de granja, arroz orgánico, sésamo y cacahuete o hamburguesa con carne ecológica en pan de focaccia… Y para merendar, deliciosos smoothies de frutas y verduras, batidos clásicos y deliciosos, tostadas de pan ecológico, tartas caseras o bollería hecha allí mismo. ¡Qué rico!

 

Si nos preguntas nuestra opinión, y teniendo en cuenta que nosotras siempre buscamos que haya poca gente para poder dar vueltas más a nuestro aire, una idea buena sería ir a patinar por la mañana y luego a comer. O desayunar en Sita y entrar los primeritos en la sesión matinal. O llegar a primerísima hora de la tarde y después, una meriendita algo tardía…

Pero para gustos, los colores. Opciones hay muy variadas y todas dentro de la mayor calidad. Pasadlo genial!!

Buen fin de semana.

Teresa, Myriam y Eva.