The Ordinary

Cosmética con integridad

The Ordinary

Qué puedes encontrar…
The Ordinary es una marca del grupo canadiense Diciem, una empresa especializada en química y bioquímica que incluye innovación en el cuidado de la piel. Se trata de cosmética sin parabenos, sulfatos, aceites minerales, metilcloroisotiazolinona, metilisotiazolinona, aceites animales, cloruro de benzalconio, tintes de alquitrán, formaldehído, mercurio ni oxibenzona. No testa en animales, ni paga a terceros para que lo hagan (por eso no venden en China).

En España no tienen tiendas de la marca aunque si puedes encontrarla en tiendas de cosmética multimarca, en su web en EEUU o en Amazon.

Tienen gama de aceites hidratantes 100% orgánicos (Rosa Mosqueta, Escualano, Marula, Argán…), de ácidos Hialurónicos con vitaminas, contornos con cafeína, Matrixyl, tónico con ácido Glicólico, peelings… montones de opciones para todas las necesidades.

The Ordinary

Lo mejor…
Sin duda el coste, es buena cosmética a bajo precio.

Siempre hay una pega…
Los maquillajes, cuando compras online es difícil encontrar el tono. Otra pega es que si tu piel es sensible (como la mía) debes tener cuidado con los ácidos y, por ejemplo, con la vitamina C que a mi personalmente me irrita un pelín.

Apunte Yosílosé…
Palabras textuales de la marca: “existe para comunicar con integridad y aportar al mercado tecnologías efectivas y más familiares a precios honrados”.

Yo la conocí por mis hermanas (gracias sisters), en Londres en su tienda de Covent Garden. Tienen tiendas en Londres, NY, Méjico, Corea del Sur, Australia, Canadá y Holanda.

Es una marca que me gusta mucho, sobre todo por su serums a los que soy “adicta”. Uso mucho “Buffet“, es un serum multipéptidos antienvejecimiento (esto último porque una ya tiene una edad…)

¿Que si lo noto? Pues sí. Mi piel es muy mixta y parece que me la iguala y está mucho más hidratada. También estoy usando ahora un serum para el pelo para aumentar la densidad, estimular crecimiento… a lo mejor acabo como la Pantoja versión rubia, no lo descarto 🤣🤣🤣 🤣🤣