Ikono Madrid

Galería de arte experiencial... y rotundamente instagrameable

Qué puedes encontrar…

Una galería de arte experiencial que pretende hacernos vivir sensaciones nuevas en diferentes espacios llenos de color y verdaderamente instagrameables. Luces, cintas, bolas, neones, confettis, bambú, farolillos… cualquiera de estos elementos (y muchos más) son los responsables de divertirnos y sorprendernos en un recorrido de aproximadamente una hora por el que iremos encontrando escenarios diversos y un personal bien amable que nos cuenta lo que podemos y lo que no podemos hacer.

La idea es de un sevillano que nos quiere animar a vivir la experiencia más allá de las fotos. Porque los 15 escenarios que vamos a ir encontrando son espectaculares y enseguida te van a dar ganas de plasmarlos en tu cámara pero la idea es que también los vivas como experiencia. Así, el juego con las luces nos lleva, por ejemplo, a un bosque de bambú o al festival del farolillos japoneses que vuelan (a mi me recuerdan a una escena de la película de Disney “Enredados”).

Es importante reservar turno en la web, las entradas son más baratas para menores de 13 años y abren por la tarde de lunes a jueves y en turnos de mañana y tarde-noche los viernes, sábados y domingos.

La idea es disfrutarlo con tu familia o el grupo de amigos con el que hayas ido y, por eso, son muy rigurosos con los accesos y van dando paso a los grupos de uno en uno (nos cuentan que no sólo es por el Covid, que cuando todo pase también llevarán este control para que todos podamos disfrutar con calma de cada espacio).

Cortinas de tiras de colores por las que pasar como si fuese una selva, una enoooorme piscina de bolas en la que te recomiendan no meter algo de valor porque luego no hay quien lo encuentre ;); una lluvia de confetti, un pasillo de neón; el bosque de bambú, los farolillos japoneses; una lluvia de estrellas con juego de espejos… Resulta un recorrido genial para tooooodas las edades.

Lo mejor…

Es realmente divertido y diferente. Un juego tras otro.

Siempre hay una pega…

En los espacios finales se va acumulando la gente (será por las pocas ganas de que acabe).

Apunte Yosílosé…

Fui con mi hija y nos encantó a las dos. Hicimos fotos a go gó. Os recomendamos buena cámara para aprovechar los juegos de luces de cada espacio, sobre todo de los oscuros.

Reconozco que me sentí un poco la abuelita en mi turno porque todos los grupos con los que coincidimos estaban llenos de jovencitas con ilusión de reventar sus perfiles de instagram (era un lunes no lectivo por la tarde). Pero lo encontramos un sitio genial también para familias. Se ubica frente al Museo Reina Sofía por lo que podéis rematar la jornada con una visita al Guernica (echa un vistazo a los mejores museos de Madrid) o con un bocadillo de calamares en El Brillante.

Dónde encontrarlo

Sánchez Bustillo 7 | 28012 Madrid