GranadaGranada

Granada

Maravillosa y mágica ciudad que gusta a todos

Qué puedes encontrar…

Una breve selección de lugares a visitar, restaurantes donde comer y hoteles en los que alojarse para l@s que se animen a pasar unos días en esta preciosa ciudad. Ah! Y un toque «kitsch» al final!!

Imprescindibles para ver
La Alhambra. ¡Está claro! Es muy, muy recomendable comprar las entradas con antelación por internet. Tendrás que decidir la hora de entrada en los Palacios Nazaríes (es lo único que va con hora) y, en función de la hora que elijas, organizar el resto de la visita. Hay una hora muy buena, en mi opinión, sobre las 12 y media, que centra mucho la visita en la mañana y permite comer a una hora sensata. Con la entrada a La Alhambra en general, podrás visitar todo el complejo, la Alcazaba, Palacios Nazaríes, Generalife, Palacio de Carlos V y Baño de la Mezquita. Otra de mis recomendaciones es contratar un guía, especialmente si sois un grupo y si viajáis con niños. Los guías son estupendos para que los niños se sitúen en la época. Podéis contratar la visita guiada en varias páginas de guías turísticos oficiales. Nosotros contratamos un guía maravilloso. Quedamos con él en la puerta de La Alhambra y allí nos ayudó con los trámites de entrada aunque ya teníamos los tickets comprados desde Madrid.

La Catedral. Es preciosa. Una obra de arte grandiosa, del Renacimiento español, que se construyó por orden de Isabel la Católica. En su capilla Real están enterrados los Reyes Católicos y su hija, Juana La loca con su marido, Felipe el Hermoso. Es una Catedral integrada en el casco histórico y resulta encantador el paseo por los alrededores con sus callejuelas.

La Cartuja. Algo más apartada del centro, se trata de un espectacular convento de estilo Barroco.

El paseo por el río Darro. Este imprescindible lo pongo yo porque nos pareció apasionante. Subiendo por la calle Reyes Católicos, atravesamos la Plaza de Isabel la Católica, donde está el Ayuntamiento, seguimos y llegamos a la Plaza Nueva y justo, a continuación, la Plaza de Santa Ana. La calle se estrecha, el rio al lado derecho y en lo alto, la maravillosa Alhambra. A la izquierda, el Barrio del Albaycin con sus callejuelas en pendiente que os animo a “escalar”. Cualquier punto de este paseo vale la pena. Si resistes la tentación de subir al Albaycin, llegarás al Paseo de los Tristes con el Rio y amplias zonas de terrazas de lo más agradable.

El paseo por el río Genil. Algo distinto y el sentido contrario al paseo anterior, el Genil pasa por Granada y en su orilla hay una zona amplia de paseo con terrazas, columpios y palacetes.

El Museo de la Ciencia. Es necesario coger coche, taxi o cualquier tipo de transporte porque está algo alejado del centro pero es uno de los mejores museos de Andalucía y perfecto para ir con niñ@s.

Dónde dormir
NH Victoria |  Puerta Real de España, 3 | 18005 Granada | 958 53 62 16
Muy correcto y con un servicio amabilísimo. Lo que más nos gustó es su inmejorable situación en la Puerta Real. A tiro de piedra de la catedral, del Ayuntamiento, del paseo por el río Genil… hasta de El Corte Inglés!! Nosotr@s estuvimos alojados en unas habitaciones cuyas puertas estaban contiguas y tenían, a su vez, otra puerta externa que una vez cerrada, nos permitía tener las puertas de todas las habitaciones abiertas. Perfectas si váis como fui yo, con toda la familia. Tiene aparcamiento público con entrada desde el hotel.

Villa Oniria | San Antón, 28 | 18005 Granada | 958 53 53 58
Muy próximo al anterior, se trata de una casa señorial del Siglo XIX perfectamente restaurada y con un patio interior agradabilísimo para tomar una copa por las noches. Un hotel precioso con habitaciones sencillas, colores claros, spa, buen restaurante y maravillosas terrazas.

Dónde comer
Granada es la ciudad de las tapas. Restaurantes y bares abarrotados se suceden por cualquiera de las rutas que decidáis emprender. Hay muchísimos y muy agradables por los alrededores de la Catedral y la Plaza de Bib Rambla. Otra calle mítica de tapeo es la calle Navas, también muy cerca de la Catedral pero cruzando la calle Reyes Católicos. Y luego hay muchos restaurantes cerca del famosísimo Mirador de San Nicolás, desde el que las vistas de la Alhambra son de cuento.

Cunini | Plaza Pescadería, 14 | 958 26 75 87
En la Plaza de Bib Rambla, es un restaurante especializado en pescado y marisco, en el que todo está delicioso. De ahí que siempre esté abarrotado. Se puede reservar y, si buscas una comida más informal, tomar un picoteo en su barra. No es barato pero vale la pena.

El Huerto de Juan Ranas | Atarazana Vieja, 6 | 958 28 69 25
Otro lujazo que te mereces. Las mejores vistas de la Alhambra desde sus salones en el Mirador de San Nicolás. Es el restaurante en el que comió Clinton cuando visitó Granada. Ahorra porque vale la pena, por su situación y por la delicia de su cocina.

Bar Los Diamantes | Navas, 28 | 958 22 70 70 | Plaza Nueva, 13 | 958 07 53 13
Un clásico del tapeo de la calle Navas que es famoso por los sesos rebozados. Si te pasa como a mi y cuando lees sesos se te pone mala cara, no te preocupes, son muchísimas las tapas que se pueden disfrutar en este abarrotadísimo bar.

Lo mejor…

Es un plan completo para toda la familia.

Siempre hay una pega…

Suele estar todo abarrotado. Tienen muchos turistas.

Apunte Yosílosé…

Éste es el toque «kitsch» que os prometimos. Haceos los turistas una noche y contratad una excursión a un tablao en una cueva de Sacromonte. Vale la pena la experiencia, especialmente si vais con niños, porque alucinarán. Suele ser un plan que se alarga en la noche por lo que podréis hacerlo si los niños no son muy pequeñitos, pero es una experiencia que les entretendrá muchísimo. Primero la llegada a Sacromonte, en un autobús que generalmente va lleno de turistas de muchos hoteles y que pasa por calles imposibles llenas de curvas y estrecheces, luego el sentarse en la cueva oscura, pedirse un refresco y empezar a escuchar guitarra, zapateo… Para luego salir a bailar con los bailarines de la cueva, que siempre les animan a acompañarles al final de espectáculo. A los nuestros les encantó. En cualquier hotel al que vayáis os pueden proporcionar este tipo de excursiones…