Ferretería by EGO

Una tienda centenaria ahora templo del buen jamón

Ferretería by ego

Qué puedes encontrar…

La ferretería más antigua de Madrid transformada en un bar y restaurante de cocina tradicional española. Comenzamos por el local porque es único. En madera brillante, con una primera sala llena de cajones, manteniendo la estructura que tendría en su momento la ferretería, el espacio es perfecto para picar algo en los mostradores que ahora son las barras en las que se disponen sillas de bar. El lugar idóneo para degustar un delicioso jamón cortado (el corazón de la carta). Y es que Ferretería es la sede del estilo de corte de jamón EGO (así se conoce al trabajo del Emilio García Ortigosa, experto y afamado cortador de jamón). A continuación, otra sala que cuenta con un par de mesas altas y la pequeña cocina abierta. Y, por último, un breve comedor en el que disfrutar de un menú degustación.

La cocina de Ferretería es de producto y con influencia directa de la cocina casera, la de siempre, la que nuestras madres hacían con todo el cariño del mundo.  La cocina, de estilo antiguo hecha en hierro fundido funciona con leña del roble y de la encina y de ella salen bocados tan ricos como las croquetas espectaculares, tanto de jamón como de cecina, los loretines de ternera con cecina de León y queso picón (unos mini filetes empanados), la pata de pulpo a la brasa, pichbo moruno o pluma de cerdo. También hay escabeches caseros como el de mejillones gallegos, o los lomos de sardina del Cantábrico curados en salmuera cítrica. También para compartir, un tomate aliñado de emoción o unas revolconas con cochifrito que son para hacer la ola.

En la carta EGO, mucho jamón de bueno. Bocadillos deliciosos con pan crujiente; Jamón Estilo EGO con pan, aceite y sal; Lágrimas de jamón con pan tostado, tomate y ajo blanco… Y como broche, tres tapas dulces bien ricas.

Ferretería by ego

Lo mejor…

Lo precioso y original del local. Es un entorno mágico y retro que te deja absorto.

Siempre hay una pega…

Las reservas, de momento, sólo pueden realizarse para la zona del fondo en la que sólo se puede comer un menú degustación. Para picar a la carta no se reserva. Y el local tiene muy pocas mesas.

Apunte Yosílosé…

Fuimos a conocer Ferretería de primera mano en cuanto leímos sobre el espacio. Y es que la combinación de local precioso y jamón del bueno no podía fallar. Intentamos reservar pero no nos animamos a probar el menú degustación y nos recomendaron llegar a primera hora para evitar colas. Estábamos allí un sábado a las 13:30h y ya no estábamos sólos pero conseguimos una mesa alta en la que probamos un poco de todo. Porque en Ferretería hay medias raciones y eso nos encanta. Nos permite probar más cosas ricas. Cuando salimos, una hora y media después, aproximadamente, el local estaba abarrotado. No me extraña! Súper recomendable.

Dónde encontrarlo

Atocha 57 | 28012 Madrid
T. 91 429 71 01