Bloom

Mesas en un bosque de cerezos

Qué puedes encontrar…

Un restaurante inundado de flores. Se trata de otra de las opciones gastro de la estupenda empresa de artículo de piel y decoración, Salvador Bachiller que siempre monta locales espectaculares como el Jardín o el Invernadero.

Todos los restaurantes del grupo han sido decorados por ellos mismos, con su catálogo y su creatividad y tienen, como punto común, la vegetación exuberante. En este caso, son millones de flores rosas las encargadas de darle un ambiente de cuento de hadas a este bonito restaurante.

La entrada es espectacular, con una terraza techada a imitación de los jardines e invernaderos ingleses. Después está la escalera de bajada a la planta principal que te deja con la boca abierta por su techo cuajado de flores. En el comedor principal, un cerezo en el centro con mesas alrededor para cenas románticas, un reservado acristalado y varias mesas dispuestas a lo largo de las paredes con bonitos tonos dorados.

La carta es bien apetecible. Se puede comer a la carta o de menú (aunque los menús se “alimentan” de muchos platos de la carta). Opciones healthy como los bowls personalizados, opciones veganas como como el pad thai especial, los crepes de tapioca vegetal o el tartar de remolacha, aguacate y manzana. Pero también hay platos para buenos comedores y carnívoros como la deliciosa hamburguesa de carne Wagyu con queso y cebolla caramelizada.

Dos capítulos más a considerar son el de los postres y el de los cócteles, con un espectáculo en cada propuesta. Para golosos, los churros Bloom, la Cabeza en las Nubes o el Nido de Helados. No te contamos más para que alucines. La carta de cócteles es igual de flipante con jaulas, bolas del mundo o matrioskas, entre otras cosas.

Tienen un horario non stop desde la hora de comer a la cenar por lo que puede ser un buen lugar de tomar una copa afterwork o de merendar.

Lo mejor…

La decoración del local que le confiere un ambiente íntimo y acogedor. La comida está muy rica y los cócteles son geniales pero el local es la bomba!

Siempre hay una pega…

La zona no es de las más sencillas para aparcar…

Apunte Yosílosé…

Nos dejó con la boca abierta. Estuvimos un largo rato recorriendo todo el espacio rosa y romántico antes de sentarnos. No queríamos perdernos nada. Nos vino Barbie a la cabeza pero realmente es más cuento de hadas. Fue el local elegido para una comida de amigas y resultó el lugar perfecto.

Pero ando buscando fecha para llevar a merendar a mi madre y a mi hija. Sé que van a flipar.

¿Te has quedado con ganas de conocer más sitios chulos? Tenemos un especial con Los mejores restaurantes de Madrid, entra y disfrútalo.

Dónde encontrarlo

Alberto Aguilera 54 | 28015 Madrid
T. 91 547 75 85