Café de ParísCafé de París

Café de París

Una salsa secreta en el Barrio de Salamanca

Qué puedes encontrar…

La sucursal en Madrid de un restaurante bien conocido en Ginebra. Su carta no puede ser más sencilla. De primero, una ensalada verde, de plato principal un entrecot con patatas fritas finas y bien crujientes y una maravillosa y misteriosa salsa que traen directamente desde Suiza. La carta se extiende notablemente en los postres que son caseros. Lo único que tienes que decidir es el punto de la carne: Bleu , saignant, a point, rose o bien Cuit. En francés 😉

La sala es perfecta para ese ambiente histórico y retro de la receta. Suelo de damero, cortinas de terciopelo rojo, mesitas de mármol blanco y sillas de madera. El entrecot viene en una bandeja metálica que se posiciona sobre una base con hornillo para que permanezca calentito y ya lo traen fileteado. Una pieza por persona por lo que podéis pedir distintos puntos de la carne en la misma mesa. La salsa es secreta, elaborada con mantequilla y hierbas pero con más ingredientes secretos que la hacen suave y deliciosa.

Lo mejor…

Su ambiente de época.

Siempre hay una pega…

La carta tan reducida. A nosotras nos hace gracia la especialización pero allí tenéis que estar todos de acuerdo en lo que se pide.

Apunte Yosílosé…

La historia de la salsa misteriosa data de 1930. Una señora suiza, la señora Boubier, inventó una rica salsa cuyo secreto confió a su hija. Ésta, a su vez, compartió el secreto con su marido, dueño del Café de París de Ginebra que incluyó este plato en su carta. Poco a poco, el resto de platos de la carta fueron quedando atrás. Todos los comensales se decantaban por el entrecot que pasó a ser plato único. Y así quedó definido el concepto que también tenemos en Madrid. Ahora sólo te queda ir a probarlo… Y, por cierto, las patatas son deliciosas!!!

Dónde encontrarlo

Conde de Aranda 11 | 28001 Madrid
T. 91 578 41 91