De paseo por Aranjuez

Plan para el fin de semana

¿No os pasa que, después de unas fiestas con tantas reuniones en casa de tu prima, en la de tus tíos, en casa de la suegra o en el de tus padres, necesitas aire libre? Apetece ese momento de pasear sin paredes, picotear sin tener que recoger y cambiar de escenario. Esta es nuestra idea para este fin de semana. Por sitios molones a tiro de piedra no será…

Y es que hay que ver cuántos lugares majestuosos cercanos tenemos los que vivimos en Madrid. Cada fin de semana podemos cambiar ese escenario de nuestro paseo sin necesidad de recorrer kilómetros y kilómetros.  Chinchón, La Hiruela, Patones, Alcalá de Henares, San Lorenzo del Escorial, Manzanares el Real… o Aranjuez. Quizás la más cercana, la que más has vivido sobre todo en excursiones escolares y, en muchas ocasiones, la que menos recordamos a la hora de planificar el fin de semana. Arreglemos este descuido.

Aranjuez está protagonizada por el Palacio Real y el Tren de la Fresa. Pero tiene mucho más. Paraje querido por los monarcas españoles desde Felipe II, se trata de una villa monumental con mucho que visitar y mucho que hacer.

La primera decisión que debes tomar para organizar tu día en Aranjuez es si vas a querer visitar monumentos o sólo pasear por los jardines. Ambas decisiones son estupendas y bien apetecibles. La oferta de información turística e histórica sobre Aranjuez en inmensa. Hay audioguías para que vosotros mismos os organicéis la ruta. Hay muchas visitas guiadas tanto al palacio como a los jardines, rutas guiadas por la ciudad, hay recorridos propuestos…

Si vienes con niños pequeños, una buena idea puede ser tomar el barco turístico, con aspecto de nave extraterrestre, con el que dar un paseo por el río Tajo. Se combina con una visita cultural o con una actividad perfecta para los peques como la búsqueda del tesoro.

Otra buena opción para los niños es el Chiquitren, unos 50 minutos de viaje a bordo de un pequeño tren por los jardines reales y el centro histórico. No está pensado únicamente para niños pero ellos lo encuentran apasionante.

Y un modo rotundo de llegar a Aranjuez en familia es hacerlo en el Tren de la Fresa (opción posible de abril a octubre), un tren histórico que homenajea al que se desarrolló en época de Isabel II y en el que personal vestido de época nos reparte deliciosas fresas típicas de la zona.

Qué hay que ver en Aranjuez.

No pretendemos hacer con esto una guía exhaustiva porque para eso está la página web del Ayuntamiento, pero sí mencionarte puntos de interés.

El Palacio Real · En su origen fue mandado construir por Felipe II si bien se ha estado retocando hasta Carlos III.

La Casa del Labrador · Se ubica en los sitios reales y se llama así por si aspecto modesto desde el exterior, que contrasta claramente con la suntuosidad interior. Es del siglo XVIII

Jardines Reales · Aquí encontramos los siguientes: del Rey, de la Isla, del Parterre y del Príncipe que fueron encargados, a lo largo del tiempo, por los reyes españoles.

Museo de las Falúas Reales · Un curioso museo que posee una de las colecciones más espectaculares de embarcaciones que los reyes de España utilizaban para navegar por el Tajo y por el Mar de Ontígola.

Todo ello pertenece a Patrimonio Nacional y las entradas se compran con antelación.

Además de los sitios reales, en Aranjuez encontramos la Iglesia de San Antonio, la Plaza de Pareja, la Plaza de la Constitución, la Casa de Infantes, la Casa de Caballeros y Oficios, el Teatro Real, corralas… Nuestro consejo: si es la primera vez, apúntate a alguna visita guiada que te dé una imagen completa de la riqueza de la ciudad.

Dónde comer.

En Aranjuez hay muchos y buenos restaurantes. Hay oferta variada en función de vuestros gustos.

El Rana Verde · Es posiblemente el más conocido de la ciudad. Será por su nombre original y porque es centenario. Está a orillas del Tajo y sirve especialidades de la zona como las ancas de rana o los espárragos. No es barato, por su buenísima ubicación y por su historia.

Casa José · Cuenta con estrella michelín y su cocina es de autor e impecable. También se paga, claro.

El Corral de la Abuela · En este restaurante cambiamos de panorama porque se trata de un asador de cocina clásica.

Sin duda, Aranjuez es un destino maravilloso para un sábado en familia. Y lo bueno que tiene, si vives en Madrid, es que puedes volver a menudo por lo que tómate con calma la visita. Disfrutad mucho.

y si Aranjuez ya lo tienes muy visto y prefieres cambiar de escenario, no dejes de echar un vistazo a 5 pueblos muy bonitos. Y si vuestra idea es únicamente ir a comer a la sierra, puedes elegir alguno de los Restaurantes de la sierra de los que hablamos aquí.

Buen fin de semana.